UN NUEVO INFORME DESTACA EL ÉXITO DE UN PROGRAMA QUE OFRECE OPORTUNIDADES A NIÑAS, NIÑOS Y JÓVENES DE CENTROAMÉRICA PARA PODER PERMANECER EN SUS COMUNIDADES EN VEZ DE HUIR DE LA VIOLENCIA

Los hallazgos de un proyecto canadiense de migración demuestran resultados alentadores mientras EE. UU. toma medidas para recortar ayuda similar a los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

Medidas preventivas, como capacitación, entornos seguros, y cambios en las políticas y programas del Gobierno ofrecen alternativas a la migración para jóvenes de Centroamérica, según un nuevo informe de ChildFund Alliance publicado hoy. Early Learnings of PICMCA: A Promising New Approach to Preventing the Crisis of Child Migration in Central America (Aprendizajes Iniciales de PICMCA, denominado también como CONFÍO: Un nuevo y prometedor enfoque para prevenir la crisis de la migración infantil en América Central) presenta hallazgos sobre las principales causas de la migración infantil irregular y formas para evitar que jóvenes huyan de sus hogares.

El proyecto CONFÍO, de 15,2 millones de dólares canadienses, que empezó en la primavera de 2017, se centra exclusivamente en establecer medidas para prevenir la migración infantil en las comunidades de más riesgo en los tres países del Triángulo Norte: El Salvador, Guatemala y Honduras, pero también en Nicaragua y México. El proyecto, de una duración de cuatro años y financiado por el Gobierno de Canadá, ya lleva medio camino recorrido. El informe surge en el momento en que el Gobierno de EE. UU. anuncia sus planes de recorte de la ayuda a los tres países del Triángulo Norte, y amenaza con cerrar la frontera de EE. UU. con México.

Liderado por el miembro de la alianza Christian Children’s Fund of Canada (CCFC), y en colaboración con Educo (España) y ChildFund International (USA), el proyecto se dirige a 129 de las comunidades que viven en las zonas más peligrosas de la región. Se prevé llegar a 250.000 personas beneficiarias, de las cuales 130.000 son niñas, niños y jóvenes, al finalizarse el proyecto a principios de 2021.

“La alianza apoya a CONFÍO porque trabaja para mitigar los peligros que amenazan a la niñez como los abusos, la explotación y la deshidratación,” afirma Meg Gardinier, Secretaria General de ChildFund Alliance. “Con alternativas seguras, podemos mejorar las vidas de niños y niñas en situación de riesgo eliminando los factores que les llevan a dejar sus hogares.”M. Gardinier supervisa la oficina del secretariado de ChildFund Alliance, que ofrece apoyo a 11 miembros operando en más de 60 países para poner fin a la violencia infantil.

“Negando la ayuda no es la manera de impedir que la gente abandone los lugares de los que se ven obligados a huir,” comenta Patrick Canagasingham, CEO, Christian Children Fund of Canada. “CONFÍO está empoderando a jóvenes para sean las protagonistas de la transformación de sus propias comunidades para que los entornos peligrosos pasen a ser lugares más seguros y más sanos, donde niñas, niños, jóvenes y sus familias puedan tener un futuro más positivo.”

El número de personas inmigrantes de los países destinatarios de CONFÍO ha crecido vertiginosamente en la última década, muy por encima de cualquier otra región.En los últimos dos años, el proyecto ha estudiado las causas que llevan a niños y niñas a dejar estos países para emprender un viaje de 4.000 kilómetros que conlleva muchos riesgos hasta la frontera con EE. UU. Los cinco países son muy vulnerables a las causas principales de la migración irregular y tienen poblaciones de niños, niñas y jóvenes en alto riesgo de migrar. En una encuesta global dirigida a niñas, niños y jóvenes, más del 35% de los entrevistados de América Latina dijeron que la violencia es la causa principal de huida de niños y niñas de su propio país.

“Niños y niñas son testigos de escenas terroríficas: los asesinatos de sus padres, la violación de sus hermanas, desapariciones forzadas de sus amigos,” declara Marta Santos País, Representante Especial del Secretario General de Violencia contra la infancia, en un fórum de ChildFund Alliance y UNICEF sobre migración infantil. Comenta además que “están expuestos a la delincuencia callejera y a la violencia comunitaria, a la extorsión sistemática y al acoso por parte de miembros de pandillas dentro de sus escuelas y en sus vecindarios.Miles han dejado la escuela para huir de amenazas de pandillas, acoso y riesgo de reclutamiento forzado, y es especialmente trágico cuando piensas que sueñan simplemente con crecer en un lugar seguro”.

Hace ocho años, la edad habitual de los menores no acompañados era a partir de la mitad o final de la adolescencia y eran mayoritariamente varones. Hoy, los menores de 12 años son el colectivo de mayor expansión, y casi la mitad son niñas, según investigaciones citadas en el informe de CONFÍO. Un informe de UNICEF señala que este problema es de suma gravedad en la frontera sur de los EE. UU., donde niños y niñas representan un tercio de los detenidos a lo largo de la frontera de México con Estados Unidos.

“Estamos frente una crisis humanitaria no reconocida que tiene lugar en las puertas de los EE. UU. y México,” comenta José María Faura, Director General de Educo. “Se requiere una atención coordinada y acciones efectivas por parte de los Gobiernos y de las instituciones, pero también de la sociedad civil.”

“Las políticas del EE. UU. hacia la migración irregular de menores no acompañados se centran mucho más en los síntomas que en las causas,” argumenta Anne Lynam Goddard, CEO y Presidenta de ChildFund International.  “El compromiso político de Estados Unidos es crucial para fortalecer la comprensión del problema y las soluciones, mucho más de lo que pueda ofrecer el diálogo público, la incidencia política y la acción,” añade A.L. Goddard.

La mayoría de los esfuerzos para abordar la migración irregular se centra en las normas en materia de inmigración, gastos y peligros, mientras que el enfoque de CONFÍO se basa en mejorar las vidas de niños y niñas en situación de riesgo mediante la eliminación de muchos de los factores que les empujan a dejar sus hogares. El proyecto se centra exclusivamente en el establecimiento de medidas preventivas, como la capacitación para la prevención de la violencia, la creación de espacios seguros, el desarrollo de aptitudes, el fortalecimiento de los servicios de protección de la infancia y la reforma de las políticas programas gubernamentales. Además, el proyecto trabaja con jóvenes para empoderarlos a impulsar mejoras en sus propias comunidades. El proyecto tiene como socios a gobiernos nacionales y provinciales, administraciones regionales y redes de ONG para desarrollar cambios sostenibles y positivos en las vidas de la niñez y adolescencia en situación de riesgo.

“CONFÍO es único porque reúne empleabilidad y prevención, ofreciendo a las y los jóvenes alternativas a la migración,” comenta Philip Tanner, Director de políticas y relaciones gubernamentales de Christian Children’s Fund of Canada.“Ayudando a jóvenes a desarrollar habilidades esenciales de vida además de formación profesional, CONFÍO contribuye a que los participantes ganen en autoestima y tengan la esperanza de poder transformar sus comunidades y conseguir un futuro mejor quedándose en vez de huir,” explica P. Tanner.

En todo el Triángulo Norte, indicadores iniciales muestran que CONFÍO está logrando grandes avances. Ha lanzado más de 30 nuevos programas de prevención de la violencia en la comunidad, y ha formado a más de 1.600 tomadores de decisiones regionales y nacionales, líderes comunitarios y personal de ONG en materia de protección infantil y prevención de la violencia. El proyecto también ofrece formación a niñas, niños y jóvenes para que adquieran las habilidades que necesitan y alternativas educativas para aquellos que de otro modo abandonarían la escuela. El proyecto también invierte en emprendimiento, con fondos iniciales para pequeñas empresas y programas de mentores.

“CONFÍO está empoderando a jóvenes para ayudar a transformar nuestras comunidades en lugares donde quieran quedarse,” declara Alicia Ávila de Parada, directora de país de Educo en El Salvador. “Cuando la juventud huye a otros países, presenciamos una perdida significativa de capital humano que podría dar un fuerte impulso a la economía de nuestro país. Nuestra juventud necesita medidas que les hagan escoger quedarse en vez de huir. CONFÍO nos está ayudando a ofrecerles opciones seguras.”

ChildFund Alliance es una red global de 11 organizaciones de desarrollo dedicadas a la infancia que actúan para generar oportunidades para niños, niñas y jóvenes, sus familias y comunidadesJuntas proporcionamos nutrición, atención sanitaria, educación y habilidades de vida a más de 12 millones de niños, niñas y sus familias en todo el mundo. Creamos soluciones sostenibles para proteger y promover los derechos y el bienestar de la infancia y colaboramos para conseguir un mundo en que todos los niños y niñas viven libres de violencia.

Contacto prensa España: Conchi Urigüen – (+34) 600 42 82 40 – conchi.uriguen@EDUCO.ORG

Contacto prensa América Latina: Keli Duran – (+503) 7697 4599 – keli.duran@EDUCO.ORG

Te compartimos el estudio Aprendizajes Iniciales de PICMCA: Un nuevo y prometedor enfoque para prevenir la crisis de la migración infantil en América Central
• Descarga aquí el estudio.

HORARIOS DE OFICINA

Laborables 8:00 – 16:30
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

   +503 2559 8000

ESTAMOS EN:

MISIÓN, VISIÓN, VALORES Y PRINCIPIOS:

Trabajamos con niñas, niños y su entorno para promover sociedades justas y equitativas que garanticen sus derechos y bienestar.

Un mundo donde todas las niñas y los niños disfrutan plenamente de sus derechos y de una vida digna.

Compromiso social, equidad y respeto.

Participación, no discriminación, transparencia y dinamismo.